FAQ



¿Qué es un futon?
Un colchón de algodón, hecho a mano, originario de Japón y hoy extendido por todo el mundo y apreciado como una base para el descanso práctica y saludable.
¿Qué ventajas tiene el futon?
Estar confeccionado a mano, de forma artesanal, usando una fibra 100% natural como el algodón, que es afín a nuestra piel, no alérgica, térmica (fresca en verano y cálida en invierno) y permite una óptima transpiración.
¿Se puede colocar un futon sobre cualquier somier?
En su lugar de origen (Japón) el futon se extiende sobre el suelo tradicional "Tatami", una superficie natural confeccionada con paja de arroz (igusa). La combinación futon + tatami es óptima ya que ambos productos son naturales y las características del tatami permiten una buena transpiración para el futon. En caso de no utilizar tatami, la otra alternativa es un somier de lamas de madera maciza. No puede colocarse un futon sobre un somier de muelles o sobre una superficie compacta que no permita la circulación del aire.
¿Qué mantenimiento requiere el futon?
El inevitable que el futon 100% de algodón pierda grosor con el paso del tiempo. Para evitar que el algodón se apelmace demasiado, es recomendable moverlo con frecuencia, plegarlo, darle la vuelta semanalmente, para conseguir que las capas de algodón recobren aire y el futon se mantenga mullido y confortable.
¿Cuánto tiempo dura un futon?
La vida media de cualquier colchón de calidad se calcula en unos 10 años. Pasado este tiempo es recomendable renovarlo. El futon puede durar 10 años pero inevitablemente perderá grosor e irá quedando más duro a lo largo del tiempo. Mover el futon con frecuencia, airearlo, doblarlo y evitar que absorba humedad ayuda a alargar la duración del mismo. La combinación del algodón con el látex también extiende la vida útil del futon sin que sean necesarios tantos cuidados para mantenerlo mullido.
¿Cuándo mi futon se ha quedado muy duro, se puede llevar a vuestro taller para rehacer?
No. Los colchones antiguos de lana de la abuela se podían rehacer y rellenar periódicamente pero el futon sigue otro proceso de confección y no puede rehacerse. Además el coste de manipular el futon usado, renovando la fibra de su interior por algodón nuevo es igual o superior a la confección de un futon nuevo.
¿Qué es el futon-látex?
Es la versión occidental del clásico futon japonés. Mucho más grueso y pesado que el futon original, incluye en el centro una gruesa capa de látex natural (entre 5 y 10cm) recubierta arriba y abajo por capas de algodón. Esta combinación es la más popular actualmente en las tiendas de futon de occidente, ya que si bien el producto mantiene las cualidades esenciales propias del futon (fibras naturales, hecho a mano...), la capa interna de látex evita que el colchón se endurezca con el paso del tiempo y no es necesario moverlo con tanta frecuencia. Se confeccionan a medida y así el cliente puede elegir la combinación de látex/algodón deseada.
¿Qué es el látex natural?
A diferencia del látex industrial que se fabrica principalmente con materiales sintéticos, el látex natural procede casi íntegramente de la resina que se extrae del árbol del caucho (hevea brasiliensis). La cantidad de resina natural procedente del árbol empleada en la elaboración del colchón determina su calidad natural. Un colchón compuesto por entre 80 y 95% de resina natural del árbol del caucho se considera colchón de látex natural. La calidad natural de nuestros colchones de látex viene certificada por la agencia alemana de control ECO.
¿Se puede colocar un futon-látex sobre el tatami?
Igual que el futon tradicional de algodón, la versión actual del futon-látex puede ir colocado sobre tatami o sobre un somier de lamas de madera firme (no flexibles).
¿Qué es un tatami?
El suelo modular típicamente japonés, fabricado con caña de arroz prensada (Igusa). Más info: http://es.wikipedia.org/wiki/Tatami
¿Qué mantenimiento requiere el tatami?
Los dos principales consejos de mantenimiento para este producto son siempre andar sobre el tatami sin zapatos y evitar que se moje. Para limpiar el tatami lo más práctico es pasar el aspirador o barrerlo con una escoba que usemos sólo para el tatami. Si accidentalmente se mancha podemos limpiar la superficie con un paño húmedo con un poco de jabón neutro pero hay que evitar el exceso de agua. Cuando es nuevo, la superficie de paja del tatami es de color verde y desprende un olor característico a paja fresca. Con el paso del tiempo, y sobre todo si está expuesto a la luz y el sol, la superficie del tatami se seca, quedando del color amarillo típico de la paja, y el olor va desapareciendo. A veces si el tatami está siempre cubierto por un colchón, el proceso de secado es desigual. La parte que queda oculta bajo el colchón no se seca y queda del color verde propio del tatami nuevo, y las partes laterales que quedan descubiertas se secan antes quedando de color amarillo. Para evitarlo podemos cambiar los tatamis de lado de vez en cuando para que la parte que quedaba oculta bajo el colchón también vaya secándose. En cualquier caso ese proceso de secado desigual es un inconveniente puramente estético que no afecta en absoluto al funcionamiento normal del tatami ni a sus cualidades.
¿Puede albergar insectos el interior del tatami?
En diversos foros en internet aparecen comentarios de algunos usuarios que han tenido problemas con insectos en su tatami. Es muy importante adquirir el tatami en un comercio especializado que ofrezca garantías. Como en todos los productos, el tatami puede tener diversas calidades, precios, procedencias (principalmente de la zona de Asia), durabilidad... Nuestros tatamis están totalmente garantizados, comprados desde hace más de 20 años a nuestro proveedor en Taiwan, que exporta el producto al mercado Japonés, Europeo y Norte Americano. Como requisito obligatorio previo a la exportación, el tatami pasa un estricto control de calidad, con especial atención a la eliminación de cualquier posible insecto. Siendo un producto 100% natural obviamente no procede rociar el tatami con un insecticida toxico. La eliminación de posibles insectos se realiza por un proceso térmico. Dentro de una cámara hermética la paja que se emplea para fabricar el tatami se somete a temperaturas muy elevadas (cerca de los 100 °C) durante 8 horas. Este mismo proceso se repite de nuevo cuando el tatami ya está fabricado y embalado en cartón para asegurar que en el momento de introducirse en el contenedor para la exportación desde su origen en Taiwan, el producto está totalmente saneado y libre de plagas. En nuestro almacén local el tatami se guarda en su embalaje original de cartón en una amplia zona limpia, seca y bien ventilada. Es importante que una vez instalado en el domicilio se mantengan esas mismas condiciones de buena ventilación y limpieza. Un exceso de humedad o falta de ventilación podría ser la causa de la presencia de insectos en el tatami.
¿En qué medidas está disponible el tatami?
La medida estandard del tatami japonés es 90 x 180 cm Además de esta medida original también disponemos de tatami adaptados al largo de cama occidental 200cm y disponibles en 3 anchos de 76, 80 y 90 cm El grosor de un tatami de buena calidad oscila entre los 5 y 6 cm El grosor de nuestros tatamis es de 5.5 cm
¿Se puede colocar el tatami directamente sobre el suelo?
El tatami puede colocarse directamente sobre el suelo, ya que los 5.5 cm de grosor ya actúan como aislante y permiten la transpiración del colchón. Podemos elevar un poco el tatami del nivel suelo colocándolo sobre una estructura de madera maciza que nos aportará mayor circulación del aire (transpiración para nuestro colchón) y una apariencia estética atractiva. Estas estructuras las denominamos Tarima Tatami. De gran robustez, se elevan entre 10 y 20 cm del nivel suelo e incluyen un somier de lamas de madera sólida sobre el que se apoya el tatami y un marco macizo alrededor del mismo que le da al conjunto un acabado sobrio y elegante. Se fabrican diversas medidas y diseños para encajar uno, dos o tres tatamis.
¿Se puede colocar sobre un tatami cualquier otro colchón que no sea un futon?
En principio la firmeza y cualidades de óptima transpiración propias del tatami son apropiadas para cualquier colchón. En nuestra experiencia además del clasico futon o futon-látex, los colchones de 100% látex, los de lana, o de cualquier otra fibra natural (fibra de coco, crin de caballo, kapok...) funcionan bien sobre el tatami. También recientemente sabemos de clientes que han colocado colchones de fibras sintéticas (viscoelastico, tempur...) sobre tatami, aunque en este caso no disponemos de mucha experiencia.
¿Los precios incluyen IVA?
Si. Los precios publicados incluyen el 18% de IVA.
¿Los precios incluyen transporte?
Nuestros precios incluyen transporte gratuito a cualquier lugar de la península a partir de una compra de 600€. En el área metropolitana de Barcelona además del transporte también ofrecemos el servicio de montaje sin cargo.
¿Los precios de las camas y tatami incluyen el colchón?
Los precios de las camas son solo de la base de cama, y no incluyen el colchón. Los precios de las tarimas tatami incluyen los tatami y la tarima de madera, pero tampoco incluyen futon. Los precios de los convertibles sofá cama SI incluyen el mueble, el futon y la funda de protección para el mismo.
¿Qué garantía tienen los productos?
La factura de compra del producto le ofrece una garantía total sobre el mismo por un periodo de 2 años. Cualquier cama, tatami o complemento que presente un defecto se substituye sin cargo por uno nuevo dentro del periodo de 2 años desde la fecha de compra. Respecto a los colchones, hay que tener un cuenta las características propias del producto "futon de algodón". La pérdida paulatina de grosor con el uso de este producto se considera normal, y no responde a un defecto de fabricación.